Alimentación: Reglas de alimentacion para el caballo.

 

A continuación recogemos una serie de reglas que le recomendamos seguir para conseguir que la alimentación de su animal sea la adecuada:

  • Mantener siempre una dieta equilibrada: esto es, variar los alimentos del caballo, vigilando que no sólo coma hierba o pienso.

  • Darle gran número de comidas pero cada una de ellas de poca cantidad: el estado natural del caballo le hace comer prácticamente de forma constante, nunca debemos dejarle más de ocho horas seguidas sin comer. Pero sin darle gran cantidad en cada una de las comidas.


  • Cree una rutina y sígala: los caballos son animales de costumbres, cualquier cambio en el horario de sus comidas de puede llegar producirles una alteración intestinal.

  • No haga cambios repentinos en la dieta: podrían producir trastornos intestinales en el animal.

  • Tenga preparada constantemente agua limpia y fresca: debemos darle agua antes de las comidas. El agua es fundamental para el caballo ya que supone un 60% de su peso corporal y además la utiliza para la digestión.

  • No oblige al caballo a realizar fuertes trabajos o a viajar justo después de comer.

  • Mantenga limpias todas las zonas de almacenaje de la comida.

  • Intente que el heno permanezca siempre seco.

  • Vigile la calidad de todos los alimentos.
  • Tenga en cuenta que cada caballo deberá ser tratado como un individuo a la hora de diseñar su dieta. Tenemos que analizar sus características particulares: raza, peso, edad, ejercicio que realiza a lo largo del día... para poder determinar qué tipo de alimentación precisa, así como su cantidad.

    Puede guiarse por estos parámetros para determinar la cantidad de comida que requiere su caballo:

    • Un caballo de más de 1,50 metros: entre 12 y 14 kg de comida diaria.

    • Un caballo de menos de 1,50 m: entre 11 y 12,5 kg.

    • Para determinar la relación óptima entre la cantidad de forraje y de pienso puede hacerlo según estos datos:

      • Comida de mantenimiento o básica: 100-70% forraje y 0-30% piensos concentrados. Para mantener al animal en su peso, dieta óptima durante la época   del verano.

      • Comida para animales que realizan poco trabajo: 70-60% forraje y 30-40% piensos.

      • Comida para caballos de trabajo medio: 60-50% forraje y 40-50% de piensos.

      • Comida para animales que desarrollan un trabajo duro o de competición: 50-40% forraje y 50-60% piensos.

      • Comida para animales que compiten en pruebas de alta resistencia o que realizan   un trabajo muy duro: 30-40% forraje y 60-70% piensos.

     

 

  • Alimentación
  •  

     
     
    Todocaballos.com